EFECTOS ADVERSOS DE LA QUIMIOTERÁPIA: CUIDADOS DE ENFERMERÍA

Autora

Gómez Chorques, S.*

* Enfermera. Hospital de Gandía.

Resumen

Los agentes quimioterapéuticos, atacan a todas las células del organismo de división rápida, tanto malignas como normales. Esta citotoxicidad no específica es responsable de la mayoría de efectos adversos causados en el paciente oncológico. Las intervenciones de enfermería deben estar enfocadas a promover el autocuidado. La enfermera/o informará sobre dichos efectos y sobre aquellas acciones encaminadas a prevenir o minimizar la intensidad y duración de los síntomas si éstos ocurren.

PALABRAS CLAVE: Quimioterápia. Efectos secundarios. Información. Cuidados.

 

INTRODUCCIÓN

Los efectos adversos del tratamiento anticanceroso constituyen uno de los principales problemas que el paciente oncológico presenta. La mayor parte de los fármacos disponibles para el tratamiento del cáncer no son específicos para un tipo de tumor, esta in especificidad es las responsable del riesgo citotóxico al que están sometidas las células normales del organismo, provocando la aparición de los efectos secundarios en el paciente con cáncer. Todos y cada uno de estos efectos están relacionados con la alteración del bienestar en el paciente, por eso, la mayoría de las intervenciones de enfermería deben estar enfocadas a promover el autocuidado y mejorar el bienestar del paciente, ya que, atender las necesidades físicas de los pacientes sin enseñarles a incrementar, mantener y recuperear la salud es hacer el trabajo a medias.

Este trabajo pretende ser por una parte una herramienta de actuación para el profesional de enfermería y por otra una guía de información para el paciente.

Por todas estas razones, creo necesario abordar desde el punto de vista didáctico el análisis de dichos efectos contemplando la afectación de los diferentes órganos y sistemas del organismo.

 

1. TOXICIDAD GASTROINTESTINAL

a) ESTOMATITIS: es la inflamación de la mucosa oral.

Los fármacos que la producen con más frecuencia son los antimetabolitos (fluoracilo, metotrexato) y los antibióticos antiblásticos (adriamicina, actinomicina, etc...).

Suele revertir 8º-10º día siguiente a su aparición.

- La enfermera/o informará al paciente-familia sobre:

a- La causa: tratamiento con radio y quimioterápia, cáncer, etc.

b- Las consecuencias: alteración de la nutrición, anemia, malestar.

c- Las medidas para aliviar los síntomas y las consecuencias:

1. Evite consumir alimentos como, manzanas, bebidas ácidas, alimentos muy calientes y picantes. Producen dolor e irritación.

2. No tome alcohol ni fume, aumentan la irritación.

3. Consuma una dieta líquida o semilíquida e incremente el aporte de líquidos fríos, facilitan la deglución.

4. Si utiliza prótesis dentaria, es aconsejable su uso, solamente durante las comidas. Plantee una buena higiene bucal, proporciona bienestar y previene la infección.

5. Posponga sus reparaciones dentarias para evitar traumatismos.

6. La ingesta de agua o zumos no ácidos, comer caramelos o masticar chicle sin azúcar y emplear aerosoles de saliva artificial pueden ayudarle para la boca seca.

7. Aplique lubricante hidrosoluble en los labios, mantienen la humedad.

8. Suele prevenirse o aliviarse con el uso de un cepillo de cerdas suaves y con enjuagues de una solución compuesta por 1 litro de agua con media cucharada de sal y media de bicarbonato después de las comidas y al acostarse.

- Cuidados de Enfermería:

1. Realicé una valoración bucal para vigilar los cambios en la voz, la capacidad del paciente para tragar, el estado de los labios, la lengua, las mucosas, las encías, los dientes y la saliva. Permite evaluar la respuesta al tratamiento.

2. Vigile la aparición de signos y síntomas posibles de la estomatitis: sensación urente en la boca, recubrimiento bucal rojo e irritado, lengua roja e inflamada, áreas secas de color amarillo amarronado y las zonas de la boca o los labios donde la piel esté agrietada.

3. Aplique técnicas de crioterapia durante la administración de algunos fármacos, (fluoracilo. Ej. Ofrezca polos de hielo.)

4. Ofrezca por prescripción medica: Lidocaína o diclomina, antes de las comidas, alivia el dolor y suaviza la mucosa. Nistatina antimicótico, previene la infección y Sucralfato, una hora después de las comidas protege la mucosa bucal y digestiva.

5. En caso de que existan secreciones pegadas y moco espeso, proceder a su desprendimiento con leche de magnesia, maalox u otro antiácido.

b) XEROSTOMIA: sequedad de la cavidad bucal por disminución de sus secreciones.

-La enfermera/o informara al paciente-familia sobre:

a- La causa: producción ineficaz de saliva, enfermedad, deshidratación y tratamientos.

b- Las medidas para prevenirla o disminuirla:

1. Lubrifique las mucosas mediante sorbos de agua o zumos, tome una alimentación líquida o caldosa, adicione a su dieta el aceite de oliva y mastique perlas de aceite antes de acostarse.

2. Hidrate los labios con vaselina o manteca de cacao.

3. Evite dañar las mucosas con las prótesis dentales, alimentos duros y secos, temperaturas extremas, tabaco y alcohol.

4. Para aliviar el malestar y prevenir la pérdida de minerales de las superficies dentarias a causa de la xerostomía, deben hidratarse bien las membranas orales mediante enjuagues frecuentes con agua caliente o una preparación de saliva artificial.

5. Humidifique el ambiente.

c) ALTERACION DEL GUSTO: Alteración del sentido por el que se perciben los sabores de las diferentes sustancias que entran en contacto con las papilas gustativas de la lengua y parte anterior del velo del paladar, en las que existen terminaciones de los nervios glosofaríngeo y lingual.

-La enfermera/o deberá informar al enfermo-familia sobre:

a- La causa del mal sabor de boca o del cambio de sabor de los alimentos: la propia enfermedad, el tratamiento, olores ambientales, mala higiene bucal, prótesis dentales, infección en la cavidad bucal y la edad. Es habitual en pacientes sometidos a quimioterápia la descripción de los alimentos de “sabor metálico” e “ insípido”.

b- Las posibilidades de que aparezca el problema y cómo le afectaría.

c- Las medidas para disminuir la alteración del sabor:

1. Siga una dieta pobre en urea, preferentemente de carnes blancas, huevos, productos lácteos y pescados.

2. Sustituya los alimentos proteicos que puedan tener sabor desagradable como la carne, por suplementos proteicos comerciales.

3. Evite: café, ajo, cebollas y el vinagre.

4. Ingiera alimentos fríos o templados y chupe mentas o mastique chicles (ambos sin azúcar) para disimular el sabor metálico.

5. Elimine de la boca los sabores extraños bebiendo agua después de las comidas.

6. Presente los alimentos de forma agradable y utilice condimentos y hierbas aromáticas.

7. Mantenga una buena higiene bucal.

d) DIARREA: evacuación intestinal frecuente, líquida y abundante.

Es un efecto tóxico de algunos fármacos. Puede cursar, como consecuencia de neurotoxicidad sobre el sistema nervioso autónomo, como es el caso del cisplatino.

-La enfermera/o informara al paciente-familia sobre:

a- La causa: el tratamiento (fluoracilo, etc.) o la propia enfermedad (inmunodepresión, cáncer del aparato digestivo, etc.)

b- Las principales complicaciones: deshidratación, déficit nutricional, dolor abdominal, irritación perianal, alteraciones electrolíticas, debilidad y fatiga.

c- Las medidas para prevenirla o disminuirla:

1. Aconseje una dieta pobre en residuos y de alto contenido calórico y proteico (dieta de arroz, zanahoria, manzanas, aceite, etc.).

2. Evite los alimentos ricos en grasas y en lactosa (evitar la leche, pero no el yogur).

3. Sugiera alimentos con alto contenido en potasio (plátano, espárragos, patata...).

4. Ingiera bebidas ricas en sales minerales (sopa, agua carbonatada, etc.).

-Cuidados de enfermería:

1. Controle la frecuencia, cantidad y consistencia de las heces, para determinar la necesidad de una intervención adicional.

2. Observe la presencia de sangre en heces.

3. Aumente la ingesta de líquidos y electrolitos para prevenir la deshidratación.

4. Control ponderal.

5. Valore el estado de la piel.

6. Monitorización hemodinámica (tensión arterial, frecuencia cardiaca, etc.).

7. Aconseje al paciente bajo prescripción médica, que tan pronto como se produzca una deposición líquida, se debe tomar una cápsula de loperamida cada 2 horas durante, al menos 12 horas después de que se produzca la última deposición líquida. La duración total del tratamiento no debe superar las 48 horas. Si la diarrea persiste a pesar del tratamiento o experimenta fiebre y/o nauseas o vómitos que le impidan tomar la medicación indique al paciente que avise al especialista.

e) ESTREÑIMIENTO: trastorno de la evacuación de las heces de manera que el intervalo entre una y otra es superior a las 48 horas, y se expulsan heces secas, duras, en pequeña cantidad y con esfuerzo.

- La enfermera/o informara al paciente-familia:

a- La causa: Esta originado por algunos fármacos antitumorales como los alcaloides de la Vinca y el cisplatino, es una manifestación de la neuropatía autonómica que estos fármacos son capaces de inducir. También puede ser debido a un deterioro de la motilidad intestinal por la propia enfermedad.

b- Las complicaciones: Obstrucción intestinal, el íleo paralítico, fisuras anales y hemorroides.

c- Las medidas para prevenirlo o disminuirlo:

1. Ofrecezca al paciente abundantes líquidos y alimentos no fermentables, (semillas de lino). Estimulan la motilidad intestinal.

2. Aconseje la ingesta de yogures tipo bífido y aceite de oliva.

3. Sugiera paseos.

4. Aconseje masajes abdominales y el uso de calor, por ejemplo el de una esterilla para aliviar las molestias originadas por la distensión abdominal.

- Cuidados de Enfermería:

1. Valore el patrón de eliminación.

2. Compruebe la presencia de ruidos intestinales.

3. Desaconseje los enemas porque pueden dañar la mucosa intestinal.

f) NAUSEAS: sensación desagradable localizada en el epigastrio, que indica la necesidad de vomitar. VOMITO: expulsión violenta del contenido del estomago por la boca.

-Pueden constituir los dos efectos más debilitantes experimentados por los pacientes sometidos a quimioterápia. Cada paciente experimenta un grado distinto de intensidad de estos efectos, algunos presentan vómitos mínimos, otros severos y otros presentan vómitos anticipatorios. Es importante reconocer el potencial emetógenico de los agentes antineoplásicos y proporcionar el tratamiento adecuado ya que ayudara a eliminar o reducir complicaciones.

- La enfermera/o informará al paciente-familia:

a- La causa: Los vómitos inducidos por la quimioterapia empiezan entre la 1ª y 6ª hora después del tratamiento y no cesan hasta las 24 horas aproximadamente. El cisplatino puede producir emesis retardada. Los factores psicológicos y conductuales pueden inducir el vómito antes de recibir el tratamiento.

b- Las complicaciones: Déficit del volumen de líquidos, deshidratación, pérdida de peso, alteraciones electrolíticas y disminución de la calidad de vida.

c- Las medidas para prevenir las complicaciones y aliviar los síntomas:

1. Consuma una dieta que no condicione el vómito: -Coma galletas saladas y chupe caramelos ácidos para aliviar el malestar. -Tome alimentos fríos o a temperatura ambiente. -Evite los alimentos calientes y aromas fuertes, parecen provocar náuseas. -Coma alimentos bajos en grasa, ayudan a realizar la digestión. -Evite los alimentos salados, grasos y dulces (es mejor tomar alimentos blandos y comidas cremosas como, requesón, tostadas, puré de patatas y arroz.) -Evite los alimentos flatulentos. -En las horas siguientes al tratamiento tome una comida ligera. Si se producen vómitos, no coma ni beba nada hasta que se le haya calmado él estomago (unas horas después del último vómito.) Comience entonces a tomar pequeños sorbos de líquido o a chupar cubitos de hielo. Si tolera los líquidos, al cabo de algunas horas comience a tomar alimentos blandos.

2. Manténgase alejado de las visiones y los sonidos que provoquen náuseas.

3. Tome el aire fresco y de paseos ligeros.

4. Intente técnicas de relajación para reducir las náuseas y distráigase con un libro, la televisión o una actividad.

5. Si es posible duerma durante los episodios de náuseas.

6. No se acuesta inmediatamente después de haber comido.

- Cuidados de Enfermería:

1. Administre un antiemético antes de iniciar el tratamiento y cada 3 o 4 horas después de finalizarlo durante 1 o 2 días.

2. Proporcione un ambiente tranquilo y relajado durante la administración del tratamiento.

3. Administre ansiolíticos bajo prescripción médica.

4. Realice balance hídrico y control del peso.

5. vigile los niveles de electrólitos.

6. Administre la terapia intravenosa para mantener el equilibrio hidroelectrolítico.

Tabla 1
Potencial emetógenico de los fármacos antineoplásicos

POTENCIAL ELEVADO
POTENCIAL MODERADO
Cisplatino
Mecloretamina
Dacarbazina
Dactinomicina
Estreptozocina






Asparaginasa
Carmustina
Ciclofosfamida
Daunorrubicina
Doxorrubicina
Fluorouracilo
Lomustina
Metrotexato
Mitomicina
Plicamicina Procarbazina

 

2. TOXICIDAD HEMATOLOGICA

Los tratamientos antineoplásicos producen mielosupresión, las células hematopoyéticas, capaces de dividirse se hacen vulnerables a estos tratamientos y como consecuencia los enfermos pueden presentar neutropenia, trombopenia y anemia. Siendo causa de interrupción de la dosis más común de la quimioterapia, teniendo que comprobar los hemogramas del paciente con intervalos regulares durante la terapia.

Neutropenia: disminución de los neutrofilos, se observa en sangre periférica al 7º-10º día posterior al tratamiento y dura 14 ó 21 días después, siendo la razón del porque de los intervalos entre cada ciclo de tratamiento.

Trombopenia: disminución de las plaquetas, se manifiesta entre los 10º-14º días de la administración del tratamiento.

Anemia: disminución del caudal hemoglobínico o del número de glóbulos rojos del organismo. Su manifestación es más tardía y es poco frecuente, cuando se instaura ha de tratarse con transfusiones de hematíes.


Riesgo de infección por neutropenia

El cáncer y su tratamiento deterioran el sistema inmunitario del paciente y lo hacen más susceptible a la enfermedad. Los órganos más frecuentes de la infección son la vejiga y las vías urinarias, la piel, los pulmones y la sangre.

- La enfermera/o informara al enfermo-familia sobre:

a- Los factores que pueden causar la infección: el aire, el agua, los alimentos, las manos y la propia flora bacteriana.

b- La valoración de signos y síntomas de infección y la importancia de comunicarlos al médico o a la enfermera: a) generales como rubor, escalofríos, fiebre, taquicardia, taquipnea, cambios en la conducta, descenso de la presión Arterial. b) locales como dolor en el lugar de inserción del catéter, ulceras, dolor en la boca, escozor al orinar, dolor abdominal, deposiciones dolorosas, diarreas.

c- Las medidas para prevenir la infección:

1. Higiene personal estricta: -dúchese en lugar de bañarse, lávese las manos con frecuencia, siempre antes de comer y después de ir W.C, mantenga la boca, los dientes y las encías limpias, use un cepillo de cerdas suaves y agua con sal para enjuagarse. Lávese la zona perineal después de defecar. Las mujeres deben evitar los baños de espumas, los lavados intravaginales y los productos de higiene femenina como los tampones, las compresas sanitarias deben cambiarse a menudo. Use lubricantes hidrosolubles y una buena higiene durante y después de las relaciones sexuales; evite el sexo oral y el anal (consultar cifras de neutrofilos con el médico).

2. Dieta de bajo contenido en bacterias: no consuma alimentos como verduras y frutas crudas, huevos crudos y leche sin hervir; Consuma alimentos cocinados o productos lácteos pasteurizados.

3. Evite fuentes potenciales de infección: personas recién vacunadas con virus vivos o que padezcan alguna enfermedad, lugares sobrecargados (salas de espera, galerías comerciales), todo tipo de aguas estancadas (agua de jarrones florales, jarras de agua, vasos para conservar las prótesis dentarias, humidificadores y equipos para terapia respiratoria.), no limpie usted aquellos lugares donde los perros, los gatos y los pájaros excretan.

4. Llame a su médico si presenta cualquier signo de infección: fiebre por encima de 38º C, enrojecimiento, hinchazón o dolor alrededor de una herida. Tos, dolor de garganta y nariz tapada o moqueante. Náuseas, vómitos o diarrea. Dolor torácico o dolor al respirar. Escozor al orinar, micción frecuente o cambios en el color de la orina. Úlceras o placas blancas en la boca.

5. Mantenga la integridad de la piel y las mucosas y una buena nutrición e hidratación.

Cuidados de enfermería:

1. Use técnicas estériles siempre que sea necesario para prevenir la infección.

2. Inicie el aislamiento inverso según este indicado para proteger al paciente de los agentes patógenos.

3. Controle la temperatura y el recuento de leucocitos; Observe la temperatura, el color y el olor de la piel para detectar signos de infección.

4. Evite el empleo de sondas permanentes o la realización de prodecimientos o exámenes rectales para prevenir la infección.

5. Administre bajo prescripción médica antibióticos para la infección y analgésicos para reducir la fiebre.

6. Aplique compresas húmedas.

7. Sugiera el consumo de líquidos para prevenir la deshidratación.


Riesgo de hemorragias por trombopenia

Los pacientes con cáncer corren un riesgo mayor de presentar hemorragias en la piel y las mucosas o bien hemorragias internas. Ello se debe a que la médula ósea produce pocas o nulas plaquetas.

- La enfermera/o informara al paciente-familia sobre:

a- Los factores que pueden causar la hemorragia:

1. disminución de la capacidad de la médula ósea para producir plaquetas (células encargadas de coagular la sangre) como consecuencia del tratamiento con quimioterapia, o como consecuencia de la infiltración de la médula por la propia enfermedad.

2. destrucción de las plaquetas como consecuencia de la enfermedad, por la producción de anticuerpos o por aumento de la destrucción en el bazo.

b- Los signos y síntomas de sangrado, para poder comunicarlo al médico o a la enfermera: petequias y/o hematomas, cambios en la conducta, dolor de cabeza y vómitos, melenas, rectorragias y hematemesis, metrorragias, hematuria, epistaxis y esputos hemoptoicos.

c- Las medidas para prevenir o controlar el sangrado:

1. Para prevenir el sangrado de la piel: evite las actividades que puedan causarle lesiones, utilice máquina de afeitar eléctrica, lleve las uñas cortas, límese las asperezas. Si se produce hemorragia, ejerza presión sobre el punto de origen 5 minutos, llame al médico si no cesa.

2. Para prevenir el sangrado de las mucosas en la boca, la nariz, el tracto gastrointestinal y las vías genitourinarias: utilice un cepillo dental de cerdas suaves, si las encias le sangran use un aplicador con punta de esponja o solución antiséptica bucal. No use hilo dental. Mantenga los labios humedecidos con vaselina. Consulte a su médico antes de ir al dentista. Evite las comidas calientes que puedan quemarle la boca. Suénese la nariz suavemente. Humidifíquese la nariz si el ambiente es muy seco, porque este puede provocarle hemorragias. Si le sangra la nariz comprímase ambas fosas durante unos minutos. Si persiste, póngase una bolsa de hielo en la nuca. Evite el estreñimiento, tome laxantes suaves y beba mucha agua. No se ponga enemas ni supositorios. No tome medicamentos sin consultar con su médico, en especial, aquellos de grupo de los AINES. Tome ibuprofeno o paracetamol en lugar de ácido acetilsalicílico que pueden provocar hemorragia. Evite los lavados o los óvulos vaginales y use vaselina antes del coito.

3. Para prevenir la hemorragia interna: Intente disponer el mobiliario de modo que no se haga hematomas con él, elimine la acumulación de objetos en el suelo. Evite usar prendas muy ceñidas y cualquier botón u ornamento que pueda lesionar la piel. No levante objetos pesados. Comunique al médico cualquier hemorragia que no ceda en 5 minutos.

Prevención de la Anemia

Cuidados de Enfermería:

1. Realice hemograma antes de la administración del tratamiento.

2. Administre oxigenoterapia según necesidad para incrementar la oxigenación tisular.

3. Administre concentrado de hematíes según este indicado para incrementar los hematíes circulantes.

4. Observe al paciente para detectar disnea y aumento de la debilidad, son signos de anemia.

5. Explique al paciente que cuando existe anemia, no hay suficientes hematíes para transportar oxigeno a las células y eliminar el anhídrico carbónico. (Con la supresión de la médula, la producción de hematíes es menor.) Por eso es posible que se canse fácilmente.

6. Proponga que organice las actividades, de manera que pueda efectuar frecuentes períodos de descanso, para reducir los efectos de la anemia.

7. Aconseje que consuma una dieta rica en proteínas y que tome suplementos multivitamínicos con minerales.

8. Indique al paciente que comunique a su médico la aparición de: palidez, mareos, zumbidos de oídos, dolor torácico o dificultad para respirar.

3. TOXICIDAD RENAL

La eliminación se va a ver alterada por la toxicidad renal y metabólica de los agentes antineoplásicos, así como por la toxicidad gastrointestinal de dichos agentes. El espectro de la nefrotoxicidad es muy amplio (daño glomerular, tubular intersticial, póstrenal, etc.)

El enfermo y su familia necesitan ser informados sobre aquellos síntomas que potencialmente pueden aparecer como la cistitis hemorrágica.

- La enfermera/o informara al paciente-familia:

a- Los signos y síntomas de esta complicación y la necesidad de informar al médico o a la enfermera.

b- Las medidas para prevenir dicha complicación:

1. Beber 3.000 ml de líquidos para mantener el flujo de sangre renal.

2. Evitar sustancias que irriten el epitelio de la vejiga, como el tabaco, picante, alcohol.

3. Vacié la vejiga con frecuencia, antes de acostarse y durante la noche para evitar la estasis, la inflamación y la infección.

- Cuidados de enfermería:

1. Control de creatinina sérica antes de cada tratamiento. En los tratamientos con fármacos, especialmente nefrotóxicos (metrotexato, cisplatino, mitomicina C, ifosfamida, ciclofosfamida, etc) no deberían administrarse con cifras de aclaración de creatinina inferiores a 55ml/m, además es necesario la pre y posthidratación del enfermo para mantener la función renal y la administración de diuréticos para favorecer la excreción.

2. Para prevenir la cistitis hemorrágica es necesario la administración de MESNA (desintoxicante renal y del urotelio). Es aconsejable diluir el fármaco MESNA en zumos de frutas, bebidas azucaradas, etc. Para enmascarar su sabor.

3. Vigile los aportes y las perdidas; compruebe si existe edema, nos indica la existencia de disfunción renal.

4. Controle el nitrógeno ureico o sanguíneo, la creatinina sérica, aclaración de creatinina y los electrólitos. Son indicadores de la función renal.

5. Bajo prescripción medica administre alopurinol junto con una ingesta elevada de líquidos para prevenir la acumulación de ácido úrico en los riñones.

6. Proponga la ingesta de alimentos ricos en potasio para prevenir la hipopotasemia relacionada con los diuréticos.

7. Controle las constantes vitales.

4. TOXICIDAD NEUROLÓGICA

La neurotoxicidad por quimioterapia es muy diversa, en cuanto a su presentación, gravedad, y reversibilidad. Puede aparecer como ataxia (5-fluoracilo), parestesias y distesias con hipoestesias en extremidades inferiores y a veces en las superiores (alcaloides de la vinca y taxanos), hipoarreflexias, toxicidad sobre el SNC con mielopatía, demencia y convulsiones, neuropatía motora, neuropatía autonómica (cisplatino) y formas simples.

Cuidados de enfermería:

1. Controle la audición mediante audiogramas basales y periódicos para detectar una pérdida de audición.

2. Valore al paciente físicamente para detectar insensibilidad y hormigueo en las extremidades y así poder comprobar la aparición de parestesias.

3. Háblele claramente con tono de voz normal para facilitar la comunicación.

4. Indíquele que intente controlar la posición de las manos y los pies para promover la seguridad.

5. Aconseje ejercicios de amplitud de movimiento articular para mantener la movilidad.

6. Coloque al paciente en una posición anatómica correcta para evitar tirones, presión o fracturas.

7. Aconseje el uso de dispositivos de ayuda para la deambulación.

 

5. TOXICIDAD CUTÁNEA

Se manifiesta en forma de cambios en la pigmentación de la piel, alteraciones de los anejos cutáneos, lesiones necróticas por extravasación local del fármaco vesicante, alopecia, prurito, etc.

Alopecia: es uno de los efectos peor tolerado por el paciente desde el punto de vista psíquico. La enfermera debe ser consciente del impacto que este efecto tiene en la autoimagen del paciente. Los patrones de la pérdida del cabello varían de un individuo a otro, generalmente empieza a las 2 o 3 semanas después de iniciar el tratamiento, puede caerse todo el pelo en un día o ir disminuyendo gradualmente en semanas. Se observa típicamente en la almohada y en las sábanas o cuando se cepilla o se peina el cabello. La alopecia se caracteriza por ir acompaña de dolor del cuero cabelludo. Finalizado el tratamiento el pelo vuelve a salir, pero éste puede tener una textura y color diferente. El paciente puede también perder las cejas, las pestañas y el vello del cuerpo.

Extravasación: es la salida accidental de fármacos antineoplásicos vesicantes o irritantes desde la vena a tejidos que la rodean.

- La enfermera informara al paciente-familia:

a- La aparición del cambio de imagen (real o potencial) y cuándo se producirá. Si es transitorio o permanente.

b- Conductas de autocuidado para miminizar el impacto en su vida diaria (prótesis, vestidos, pelucas)

c- La existencia de grupos de apoyo profesionales (psicólogos) y comunitarios (asociaciones)

- Cuidados de enfermería:

1. Para la alopecia: -Ayude al paciente a planear el uso de una peluca, un pañuelo o un sombrero antes de la caída, para mejorar su autoimagen. -En caso de alopecia leve, la hipotermia del cuero cabelludo puede retrasar la caída del cabello. Ofrézcale una terapia preventiva con torniquete o gorro con hielo según las normas y el diagnóstico. -Indique al paciente que utilice champús neutros y cepillos suaves y que se cepille el cabello que aún conserva con cuidado para reducir la pérdida. -diga al paciente que prescinda de tintes y permanentes y que no acuda a la peluquería y que no utilice horquillas, ganchos, gomas, lacas y secadores. -Explíquele que el cabello volverá a crecerle cuando finalicé la terapia, ayudará a reducir la angustia relacionada con la pérdida de cabello.

2. Para la dermatitis: -Mantenga la piel limpia y seca para evitar la infección. -Emplee almidón de maíz, loción de calamina u otro agente que alivie el picor. -Indíquele los peligros de la exposición del sol, aumenta la irritación de la piel.

3. Para la discromía de la piel y los lechos ungueales: -diga al paciente que los cambios de color desaparecerán con el tiempo. -Aconseje el uso de lacas de uñas para enmascararla.

4. Para la ictericia: -Controle las enzimas hepáticas porque determinar la función hepática. -Valore la piel y la esclerótica a diario en busca de cambio significativos del color de la piel.

5. Para la extravasación: -Con los fármacos extravasantes evité utilizar las venas antecubitales o las situadas en el dorso de la mano o la muñeca, donde la extravasación podría dañar los tendones o los nervios, provocando la inmovilidad de todo el miembro. Se prefiere el uso de una vía central siempre que sea posible. -Verifique siempre la vía de perfusión para determinar su permeabilidad y compruebe el punto de perfusión con frecuencia durante la administración del fármaco para detectar los signos tempranos de extravasación, que incluyen sensación urente o dolor en el punto de inserción o por encima de él, blanqueamiento con mínima presión, enrojecimiento, tumefacción, enlentecimiento en la perfusión y ausencia de retorno venoso. -Tenga siempre a mano el equipo de extravasación de citostáticos: agujas IV y SC, jeringas de insulina, jeringas de 2 y 10 ml, povidona yodada, gasas estériles, bolsas de frío y de calor, tiosulfato sódico 1/6 M, DMSO 99%, condroitinsulfatasa 100 TRU amp 2 ml, guantes estériles, pomada hidrocortisona 1%, hidrocortisona inyectable 100 mg -Adopte las medidas generales: -Identifique la extravasación. –Detenga la infusión del citostático. –Retire el equipo de infusión pero no la vía. –Extraiga 3-5 ml de líquido a través del catéter, para intentar eliminar parte del medicamento extravasado. Si se forman vesículas subcutáneas, aspire con la jeringa de insulina la máxima cantidad de líquido. –Aplique, las medidas específicas de tratamiento. –Inyecte 50-100 mg de hidrocortisona o 4 mg de dexametasona para reducir la inflamación o aplique localmente hidrocortisona 1% en pomada (este punto es opcional según autores). –Retire el catéter. –Mantenga el miembro afectado a un nivel superior al del corazón. –No aplique vendajes compresivos en la zona extravasada. –Valore y documente los signos y síntomas del paciente, la cantidad extravasada, las intervenciones y el tiempo trascurrido entre las mismas. –Aplique las medidas físicas y farmacológicas: -Sólo se aplicaran en los casos en que se hayan demostrado su utilidad. - Frío: se aplicarán bolsas o compresas de frío seco, a ser posible flexibles y sin congelar, evitando presionar la zona. –Calor: se emplearán bolsas o compresas de calor seco, nunca húmedo qué podría macerar la zona, evitando presionar. –DMSO: se aplicará, sobre el doble del área afectada, previamente cubierta con una gasa que se empapará con unos milímetros de DMSO, que se dejará secar al aire, sin aplicar presión. –Administraciones subcutáneas: se emplearán agujas SC. No se administrarán más de 0,5 ml por punción. El número de punciones es variable en función de la cantidad de fármaco extravasado, suele ser suficiente con seis, se aplicarán siempre alrededor del área, nunca encima.

Tabla 2
Fármacos antineplásicos con propiedades de extravasación

Carmustina
Doxorrubicina*
Estreptozocina
Dacarbazina
Mecloretamina
Vinblastina
Dactinomicina
Mitomicina
Vincristina
Daunorrubicina
Plicamicina
Vindesina
* Es el agente citotóxico extravasante que más problemas plantea. Puede provocar necrosis tisular prolongada y grave como consecuencia de la liberación posterior del fármaco unido al tejido necrótico. Las lesiones sanan muy lentamente, si llegan hacerlo, y suelen requerir desbridamiento quirúrgico e injertos de piel.

 

6. TOXICIDAD CARDIACA

Es variable y diversa. Puede cursar como alteraciones del ritmo (bradicardia, taquicardia y taquiarritmias), como enfermedad isquémica, típica del Fluorouracilo o en forma de insuficiencia cardiaca o derrame pericárdico.

- La enfermera/o informara al paciente-familia:

a- La causa: quimioterapia, anemia, hemorragia etc.

b- La posibilidad de que aparezca el problema y cómo le afectaría.

c- Las medidas para minimizar la alteración.

- Cuidados de enfermería:

1. Ausculte el corazón y comunique los signos de roce, arritmias o hipertensión para detectar complicaciones.

2. Intente detectar el dolor torácico y la debilidad, indican disfunción cardiaca.

3. Realice ECG para controlar la función cardiaca.

4. Aconseje al paciente que descanse adecuadamente; alterne el descanso con períodos de actividad.

5. Administre fármacos según prescripción par controlar las arritmias.

TABLA 3
Medidas farmacológicas

 

7. TOXICIDAD PULMONAR

Algunos fármacos quimioterápicos (metrotexate, mitomicina) pueden producir neumotitis. Otros síntomas que pueden aparecer son disnea, tos seca, y estertores basales bilaterales desencadenados por la fibrosis intersticial (bleomicina).

- La enfermera informara al paciente-familia:

a- la causa: quimioterapia, radioterapia, afectación directa del cáncer, etc.

b- las consecuencias: anemia, fibrosis pulmonar, cardiotoxicidad.

c- las medidas para aliviar o disminuir los síntomas.

- Cuidados de enfermería:

1. Controle la función respiratoria con las pruebas funcionales pulmonares para detectar el estado de los gases.

2. Tenga en cuenta la limitación de la vida media de la dosis de bleomicina para evitar una toxicidad irreversible.

3. Indique al paciente que cambie de posición lentamente y aconséjele un reposo adecuado para conservar la energía.

4. Observe al paciente para detectar disnea y aumento de la debilidad ya que refleja un aumento de la disfunción.

5. Controle la hemoglobina y el hematocrito para determinar el estado de la terapia.

6. Proporcione oxigenoterapia, sedantes, antitusígenos y corticoides según prescripción para el tratamiento de los síntomas.

7- Controle la frecuencia cardíaca, la tensión arterial y el ECG para detectar disfunción cardiaca.

8- Tranquilice al paciente, humidifique el ambiente, dígale que aumente la ingesta de líquidos y enséñele ejercicios respiratorios.

9-Ausculte los pulmones y comunique los signos de roce pleural con el fin de detectar tempranamente los signos de infección.

TABLA 4
Toxicidad de los citostáticos

 

8. TOXICIDAD HEPÁTICA

Cursa con diferentes cuadros. Puede acontecer como una elevación transitororia y reversible de transaminasas o con colestasis reversible. Cuando aparece hepatitis aguda puede surgir dolor en el hipocondrio derecho con hepatomegalia e ictericia.

Ante una disfunción hepática, debe ajustarse la dosis de todos los fármacos con metabolismo y excreción hepática.

9. TOXICIDAD GONADAL

La esterilidad afecta tanto al hombre como a la mujer. En la mujer la amenorrea es reversible si su edad no está próxima al climaterio. En el varón, las posibilidades de esterilidad definitiva es mucho mayor.

- La enfermera informará al paciente-pareja sobre:

a- Las posibles alteraciones temporales o permanentes en la conducta sexual y reproductora como consecuencia de la enfermedad y/o de los tratamientos:

1. Disminución del deseo sexual como consecuencia de la fatiga, del impacto psicológico de la enfermedad, imagen corporal y del mal estado general.

2. Alteración en la satisfacción del deseo sexual por sequedad vaginal o mucositis vaginal, impotencia temporal, miedo y ansiedad.

3. Alteración en la capacidad de reproducción por la detención de la maduración folicular y la destrucción del óvulo y folículos (amenorrea, menopausia, sequedad vaginal y dolor en el coito) en la mujer y en el hombre debido a la reducción del volumen testicular y oligoespermia o azoospermia.

b- Las posibles medidas para afrontar la situación:

1. Planificación familiar, consulta al ginecólogo, urólogo, psicólogo.

2. Exprese sentimientos.

3. Ayude al paciente a explorar alternativas (banco de esperma, terapia hormonal durante el tratamiento y retraso de la concepción y el embarazo)

c- Comunique al médico la presencia de embarazo durante los tratamientos por los efectos teratógenos de los mismos.

BIBLIOGRAFÍA

1. Belcher, A.: Enfermería y cáncer. Mosby/Doyma libros. Madrid, 1995.
2. Diaz Rubio, E.; Martín, M.: Efectos secundarios de la quimioterápia: revisión del problema y recogida de la toxicidad. Díaz Rubio, E.: Efectos secundarios de la quimioterápia antineoplásica. Doyma. Barcelona, 1998.
3. Gómez Sancho, M. et al.: Manual de la unidad de Medicina Paliativa de hospital El Sabinal de las Palmas de Gran Canaria “Control de síntomas en el enfermo de cáncer terminal”. Asta Medica. Madrid, 1992.
4. Gómez Sancho, M.: Medicina Paliativa en la cultura latina. Arán. Madrid, 1999.
5. Comisión de Farmacia y Terapéutica. Guía Farmacoterapéutica. Hospital “Francisco de Borja”. Gandía, 1999.
6. GEOM. Manual enfermería oncológica. Madrid, 1996.
7. Pérez Manga, G.: Información al paciente oncológico. Glaxowellcome, 1996.
8. Fernández Torrón, B.; Aguilar Soria, Y.: Efectos adversos del tratamiento antineoplásico: cuidados dietéticos. Revista Metas 1999; 15: 10-15.
9. www.world wide hospital.com/h24h
10. www.cuidanet.com/extravasación/extravasación.htm